De vuelta a las andadas

He de reconocer, y reconozco, que esté blog nació allá por el 2013. El objetivo para mí era testear mis dotes escritoras como pseudo-divulgador de pacotilla. El periplo fue breve. Y aunque breve, no fue malo, al menos en lo que respecta a alimentar el ego de engullir visitas. Y es que, con mirada restrospectiva, lo que hacía por entonces no era muy diferente de traducir notas de prensa con algún que otro latigazo tipo “explicando la cromodinámica cuántica con un carrito de los helaos”, cosa que mi “yo” presente detesta con ansia.

Tras varios años de carrera investigadora, doctorado incluído (lo siento, no soy de esos que pueden prescribir recetas) y habiéndome curtido en la siensia, me siento preparado (y más que preparado, obligado) a soltar por aquí cierto desahogo. Y es que las experiencias que me he ido guardando en los bolsillos empiezan a pesar. He visto titulares científicos con niveles de absurdidad de universos paralelos. He visto portadas en El País que hielan la sangre. He visto falacias, falacios y falacetes. He visto medias verdades, medio mentiras y cuarto y mitad. He visto, y ahora escribo.

Y ahora bien, es hora de tomarse las cosas en Sirio. Hay que esconder debajo de la alfombra cualquier recuerdo del pasado, esto tiene que parecer limpio (google me odiará por esto). También he preparado un manifiesto, vaya ser que me despiste de mis objetivos.

Aquí empieza Astrofísica con Sal y Pimienta 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s